Yo PERSONA, Yo MUJER

Por Gimena Vint

Las mujeres luchamos históricamente para ser consideradas personas; para que nuestro lugar de trabajo no sea sólo dentro de la casa; para poder elegir qué va mejor con nosotras; para ser iguales ante la ley, que resumiéndolo, es para ser Sujetos de Derecho.

Si recorremos los años, pasamos de buscar que nos consideren en los Sufragios a participar en listas, de las cuales nos siguen diferenciando con un cupo femenino limitado. De luchar para que nos dejen trabajar a conseguir trabajo, pero que los sueldos en muchos sectores, sean inferiores a los del sexo masculino. De intentar que nos dejen usar lo que nos gustaba a estar atormentadas por ofensas por vestirnos como queremos.

Lejos de querer revolver en un pasado no tan lejano, sólo se dice para recordar que “La lucha continúa”, una frase nunca dicha, no es sólo un slogan de campaña. Debo reconocer que como mujer, a mí misma no me gusta decirla a veces, porque dentro de esa lucha está el poder de la igualdad, lo equitativo entre personas, ni siquiera entre sexos, que todavía no conseguimos.

Pero tenemos la parte de la mujer, que se nutre de lo bueno de la vida y nos dice que: Mujer, es la que no baja los brazos, aunque esté soportando los dolores del afuera. Mujer, es la que riega el camino de sonrisas, cuando el color del paisaje se torna gris. Mujer, es la que sueña, pero con los pies en la tierra.

La mujer tiene muchas maneras de realizarse. Algunas se sienten realizadas viajando, otras siendo madres, otras más, obteniendo el título y el trabajo de sus sueños. Pero, si no queremos que nos aíslen, no lo hagamos nosotras mismas: mujer y hombre, son los que se conectan para que surjan las ideas más lindas. Mujer y hombre, se complementan, Mujer y hombre, encuentran diferencias, pero saben más de similitudes: no buscamos estar por encima de la sociedad; buscamos libertad para ejercer y decidir: Derechos, trabajo, elecciones, amor y valores.

A modo personal, agradezco a quienes nos apoyan, sobre todo como personas, indistintamente del “Mujer-Hombre”. Agradezco que lo que se sembró por tantos años, en parte se esté cosechando hoy; sin olvidar que avanzamos en algunos temas, pero aún falta.

Para terminar, insisto, no debemos luchar las mujeres, debe luchar la Sociedad en conjunto. Si ganamos, ganamos todos.

Por eso, hoy, es tu día de pelea o de disfrute, de celebración o de conmemoración, pero elijas lo que elijas, vestite con la sonrisa más linda, sé fuerte y ten el coraje de gritarle al mundo: ¡En la unión no hay diferencias!

¡FELIZ DÍA para todas las mujeres que logran que el mundo, sea un lugar más equitativo y comprensivo!

¡Feliz Día Mujeres!

 

 

Sobre el autor: Gimena Vint es estudiante avanzada de Relaciones Internacionales, carhuense.