La cuestión patagónica en Villarino, un tema de años

Pasaron las semanas, ya un mes y contando, de aquel fatídico miércoles 24 de marzo, donde la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires rechazó la inclusión de Villarino -tambien de cuarteles de Puan y Tornquist- lo que dio por  piso toda esperanza del distrito, en un intento más de salir a flote de la realidad y contexto en el cual está inmerso.

Por una decisión unánime, el bloque del Pro o Cambiemos -como más guste-  y el del Frente para la Victoria decidieron dar su voto negativo al tratamiento de la Ley Patagónica Bonaerense.

El recuento  fue rápido, sólo el massismo había dado el sí, pero claro, no alcanzó y eso solo abrió la grieta. El enojo de los vecinos y ciudadanos en el partido fue unánime; una vez más Villarino sufría la política unitaria y retrograda del país y en especial la de Buenos Aires –quizá la madre de todos los unitarismos del país ¡Qué ¿honor?!-.

El tema es amplio, diverso y de tratarlo todo sería hasta confuso. Haremos hincapié en lo que ha trascendido sin dejar de lado la manera informativa de, para nuestro criterio, la noticia más dura en años para Villarino, incluso más que las de los incendios de los últimos veranos.

Volviendo a ese 24 de marzo, el diputado Marcelo Di Pascuale y María Corrado, del Frente Renovador, salieron al cruce con varios de sus pares, tratándolos de incrédulos,  de no ver ni conocer y al punto de no querer hacerlo a la realidad que atraviesa Villarino. Ellos mismos fueron los encargados de salir y recorrer el distrito, incluso yendo a otros y explicando las razones. He aquí un punto crucial, porque si planteamos el pedido de incorporación de Villarino a la Zona Patagónica, está más que claro que no se habla desde el capricho y/o la conveniencia política ni de unos pocos, aquí hablamos de una medida solicitada a través del consenso que se le merece, con aceptación o no de los demás distritos.

En su gestión, el intendente Carlos Bevilacqua movió todo su arsenal, que no es poco pero tampoco suficiente, para poder darle el empujón necesario. En la actualidad no es fácil que un distrito tan extenso como el nuestro y tan despoblado, tenga su agenda en los planos más importantes, y que por estos días ha salido a recorrer localidad y pueblo uno por uno a debatir con los vecinos acerca de la importancia y el deber que se le debe exigir a quienes nos representan.

Di-Pascuale
Bevilacqua y Di Pascuale antes del 24 de marzo

 

La ley el 24 de marzo pasado se votó con un no rotundo, lo que estancó y corre el riesgo de no poder concretarse ¿Motivos?  Solo especulaciones, esas que tanto nos gustan a los argentinos, por lo general de conveniencia o contratos ocultos entre los legisladores que votaron en contra por creer que eso afectaría a Bahía Blanca y su sector industrial. Es interesante saber ahora como lo que parecía ser un distrito como Villarino, intrascendente y distante de las redes de poder, inmediatamente se mete de lleno y es, sin dudas, una piedra en el zapato para los legisladores incrédulos y caprichosos, que discriminan políticamente a un municipio que en los últimos años sufrió de la pésima administración y de las incontables catástrofes naturales.

Parece lejano y hasta olvidado todo ese pasado por estas tierras áridas; haciendo memoria en 2008 sufrimos la sequía más grande la historia, y en 2016 tuvimos el año más llovido y húmedo que podía soñarse; así de fugaces las cosas por aquí, y justamente, Villarino como sustento económico depende mucho del factor climático. En 2010 familias enteras se mudaron y perdieron su campo por culpa de las crisis de lluvias; para colmo, las medidas tomadas fueron únicamente paliativas –pan para hoy, hambre para mañana- con entrega de crédito a productores que indefectiblemente se verían perjudicados si el rendimiento del campo no cumplía en los próximos años, y así fue.

La Ley Patagónica Bonaerense proclama inclusión de Villarino a ella, no por capricho sino todo lo contrario; estamos atados a los limites políticos, de esas líneas que determinan donde empieza un distrito y donde el otro, y no entienden que la Patagonia va más allá, muchísimo más allá de líneas imaginarias para el disfrute de un cartógrafo. Técnicos y especialista de la Universidad Nacional del Sur, realizaron un estudio geográfico, muy completo, determinando que entre Villarino y Puan se comparten las mismas características geográficas que Carmen de Patagones, distrito que desde el 2003 es zona patagónica.

Así es que con este panorama no entendemos muy bien lo que sucederá. Tenemos todos los avales para ser reconocidos con justicia de un derecho que nos pertenece hace años en un momento propicios para hacer despegar al distrito y empujar a la región, tal cual lo hace Bahía Blanca.

Este miércoles sesionarán los senadores en la cámara competente, donde trataran la ley patagónica para nuestro distrito. Queremos que se manejen con razón y no con tanta verdad, tal cual lo dicen los sabios: “se puede tener la verdad sin tener la razón, pero nunca jamás se tendrá la razón sin la verdad”. Senadores y a quienes les competa, este miércoles hagan justicia y utilicen la razón –al menos una vez-.

 

 

Fuentes:

http://www.radiovillarino.com/noticias/1490156355-Surgen-complicaciones-con-la-sancion-de-la-ley-Patagonica-bonaerense/

http://www.lanueva.com/la-region-impresa/876191/villarino-patagonia–fuerte-rechazo-al-proyecto-en-puan-y-tornquist.html

http://www.infoecos.com.ar/index.php/no-incluyen-a-villarino-en-la-zona-patagonica-y-el-frente-renovador-apunto-contra-el-oficialismo-y-el-fpv/

http://www.ahorabaires.com/municipales/villarino-queda-excluida-de-la-zona-fria-el-intendente-pide-explicaciones-a-diputados

http://www.lanueva.com/la-region/889138/la-ley-del-area-patagonica-incluyo-a-villarino-y-sera-tratada-en-diputados.html

http://www.villarino.gob.ar/2017/03/06/marcelo-di-pascuale-se-reunio-con-carlos-bevilacqua-en-villarino/